LA SALUD MENTAL DESDE UNA PESPECTIVA PSICOSOCIAL Y EL RETORNO SEGURO DE LOS TRABAJADORES A LA EMPRESA EN LA SITUACIÓN ACTUAL DE COVID-19

Hoy más que nunca en el contexto del COVID 19, el equipo de Gestión de Personas en conjunto con el equipo de Seguridad y Prevención de Riesgos debemos estar alineados y demostrar que somos asesores estratégicos claves para la Dirección de una Organización. Somos los facilitadores esenciales de la salud mental y bienestar entre sus colaboradores.

Nuestro desafío principal es poner a las personas en “el centro” porque son el corazón de la Organización, sin ellos no hay vida, sin ellos no hay motivación y movimiento, sin ello no hay productividad, desarrollo socioeconómico y participación en el mercado.

No sólo debemos hacernos cargo de adecuar los protocolos de seguridad y entregar las respectivas medidas o equipos de protección para los colaboradores con objeto de minimizar los riesgos de contagio, sino también debemos proporcionar planes de protección y promoción de atención psicológica y contención emocional permanente. Es necesario abordar los riesgos psicosociales desencadenados por la pandemia, así cómo prevenir los efectos postraumáticos futuros luego de meses de trabajar en condiciones de teletrabajo o semi presencial.

El ritmo de vida y de trabajo actual, así como el impacto psicológico causado por la emergencia sanitaria del COVID-19, sitúan al estrés como uno de los riesgos psicosociales de mayor presencia en las empresas; afectando tanto a la salud física y psicológica de los trabajadores como a la eficiencia de las empresas.

La Salud Mental y Bienestar de los Trabajadores es mi prioridad, derecho y deber fundamental.

 Desde el año 2013, por instrucción de la Superintendencia de Seguridad Social SUSESO, es responsabilidad de las empresas públicas y privadas con más de 9 trabajadores aplicar el protocolo de vigilancia de riesgos psicosociales y asesorarse con las mutuales afiliadas sobre su implementación y seguimiento.

Se entenderá por riesgos psicosociales todas aquellas factores que tienen relación directa con las condiciones de la Organización y de las tareas del cargo propiamente tal, que si no se previenen pueden provocar un deterioro en la su salud mental y bienestar de los colaboradores, afectando su desempeño y productividad. La falta de preocupación u omisión de planes de acción para proteger los factores psicosociales pueden incidir en el aumento de ausentismo, licencias médicas por enfermedad de salud mental, desmotivación recurrente por falta de autonomía en la toma de decisiones, conflictos relacionales entre jefaturas o pares, entre otro.

Con la Pandemia, los riesgos psicosociales más recurrentes según estudios nacionales e internacionales, han sido a nivel cognitivo y emocional, relativos a los pensamientos y sentimientos reiterados asociados a la incertidumbre ya sea sobre la estabilidad laboral o económica, al temor a interactuar con otros de manera presencial, a perder la salud física o psicológica.

Con la modalidad de Teletrabajo surgieron sentimientos de impotencia y frustración por la falta de objetivos claros;  emociones  como irritabilidad o tristeza por no poder controlar mejor sus horarios, el uso de los recursos tecnológicos o la adecuación a la nueva realidad de confinamiento con el resto de los integrantes del hogar.  Aparece asimismo la sensación de soledad, bloqueo y pérdida de autonomía por no poder interactuar con su familia, amigos, compañeros y jefatura.  Y como es natural, hemos vivenciado cansancio crónico y fatiga corporal/mental por no lograr compatibilizar las tareas domésticas con las laborales.

“Cuantos de nosotros experimentamos el temor a contagiarse o perder a un ser querido, una muerte que puede llegar de improviso a tu puerta, cuantas noches de insomnio por angustia y sobre todo tener que hacerse el(la)  fuerte por sus hijos o hijas sin poder expresar sus emociones”.

La pandemia además afectó nuestra capacidad creativa, autoestima, concentración y hábitos conductuales.

En LABOROSANO CONSULTORES ofrecemos programas a medida para el cuidado de la Salud Mental y planes de acción para un Retorno Seguro a la oficina;

  1. Aportamos estrategias de afrontamiento y promovemos recursos personales que permitan a los colaboradores la autogestión de las emociones negativas, capacidad de resiliencia y autocuidado psicológico.
  2. Realizamos diagnósticos organizacionales de factores psicosociales y chequeo clínico de la salud emocional tras la reincorporación de los trabajadores al puesto de trabajo.
  3. Acompañamos a los colaboradores mediante programas de contención emocional grupal o individual, capacitación sobre autocuidado y bienestar laboral, técnicas de relajación y coaching emocional.
  4. Asesoramos a los líderes en habilidades emocionales y comunicacionales, mediante programas de formación y coaching integral.
  5. Diseñamos Protocolos para el cuidado permanente de la salud mental de los colaboradores y familias y,
  6. Generamos otras soluciones alternativas con enfoque en el bienestar y salud de las personas.

Beneficios de la implementación de los Programas de Salud y Bienestar Ocupacional de Laborosano Consultores:

  1. Identificar respuestas conductuales y emocionales poco saludable o efectivas, y su efecto en el grupo de trabajo y en la propia persona.
  2. Detectar y prevenir situaciones desencadenantes de patrones de posible estrés o merma en la salud mental de los colaboradores dentro de la organización.
  3. Proteger la salud mental de los colaboradores, disminuyendo su malestar emocional cómo la aparición de hábitos poco saludables y eficaces.
  4. Fomentar y potenciar los recursos personales que permitan a los empleados gestionar adecuadamente sus emociones.
  5. Aumentar la tolerancia a la frustración y capacidad de resiliencia frente a situaciones que escapan a su control o no satisfacen las expectativas de los empleados.
  6. Incrementar del sentimiento de valía y la confianza en sí mismo, como paso necesario para la adecuada gestión de un equipo de trabajo.
  7. Mejorar el clima laboral, reducir el ausentismo y aumentar la productividad y satisfacción en el entorno de trabajo, reduciendo el índice de enfermedades profesionales pos salud mental.
  8. Mejorar la calidad de vida laboral y personal de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *